Si se preguntan: ¿por qué muy pocas personas entrenan artes marciales?, pero muchos fantasean con ellas..

Si se preguntan: ¿por qué hay muchas personas en los gimnasios pero pocas en un Dojo?, y esas les gusta pegarle a un saco.

La respuesta es simple:

No es por el ejercicio, ni el riesgo que conlleva practicarlas, no es porque no tengan tiempo, tampoco es por que no tienen dinero, no es por que les queda lejos, etc, etc.

Obedece a otra razón:

Es por los valores que implican, porque esa es la esencia y la base del Arte Marcial.

Y la auténtica disciplina es algo que muy pocas personas tienen, porqué es llevar una vida diferente y ser ejemplo cómo amigo, vecino, compañero, líder, empleado, etc.

Y hoy en día esos valores y costumbres se han perdido, incluso la mayoría lo ven cómo algo malo.

Un būdoka hace lo correcto, no lo que a él le convenga. Por más que todo el mundo vaya en una dirección si eso está mal el autentico practicante de Artes Marciales siempre se opondrá.

Y lo hará porque conoce lo que es el 名誉 Meiyo (Honor) y sabe que para el Samurai fue siempre la virtud más importante de todas. El auténtico samurai sólo tiene un juez de su propio honor, porque es él mismo. Las decisiones que toma y cómo las lleva a cabo son un reflejo de quién es en realidad. No puede ocultarse de sí.

Esto se trata de valores morales.

De modo que cuando te sientas perdido querido compañero del DO (camino marcial) o te sientas hundirte en una sociedad que cada día tiene menos sentido: resiste!!. Sí, tú resiste y mantente a flote, lucha con todas tus fuerzas para sacar la cabeza del agua y respirar el aire puro que solamente proviene de una conciencia tranquila y un espíritu correcto.

Fuente: Fernando A. Cartofiel

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *