Es buena idea que mis hijos aprender karate

¿Te preguntas si es favorable que tus pequeños practiquen Karate-do?. La respuesta es sí, este arte marcial aporta importantes beneficios al desarrollo físico y psicológico de los niños que merece la pena aprovechar. Entre sus principales bondades destacan la confianza, disciplina, paciencia, sentido de responsabilidad, les ayuda a mantener pensamientos optimistas y a interactuar pacíficamente con su entorno.

En definitiva, el Karate-do para niños es una actividad integral que les brinda capacidades esenciales para que crezcan sanos y felices. Si quieres saber más, no dejes de leer estas virtudes que el deporte fomenta en los pequeños.

El Karate-do infantil desarrolla la defensa personal

Como padre esta es una gran ventaja que puedes brindarle a tus hijos. El saber defenderse ante una situación de peligro o ataque le dará al pequeño la capacidad de mantener la calma y reaccionar adecuadamente cuando sea necesario evitar una pelea o enfrentarla. Sin duda aumentará la seguridad en sí mismo.

Mejora la autoestima del niño 

Al aumentar la confianza en si mismos también el Karate-do para niños mejora su autoestima. Diferentes estudios demuestran que los niños que practican este deporte se muestran más seguros y positivos ante las situaciones que se le presentan. Además, les enseña a ser disciplinados manteniendo la ética, lealtad y honor. 

Aporta energía y concentración 

Este arte marcial brinda mayor energía, vitalidad y concentración a los pequeños, ya que requiere de mucha responsabilidad y atención. Se evidenciará mayor capacidad y disposición para realizar sus tareas con dinamismo, además de un efectivo control de sus emociones sin derroches de ansiedad.

Estimula la buena coordinación 

El Karate-do para niños lleva a cabo variedad de movimientos que facilitan la adecuada postura y equilibrio de quienes lo practican. Las técnicas de artes marciales se aprenden de forma gradual ya que se adaptan a la edad y nivel de los niños, lo que además aumenta su motivación por aprender.

Promueve una adecuada salud 

Los pequeños que practican Karate-do no solo gozarán de huesos y músculos fuertes, también se tendrán de los beneficios del deporte para el organismo, potenciando su salud cardiovascular, respiratoria y circulatoria. También, mejora la resistencia de los pequeños y su destreza deportiva.

Favorece a niños con algunos trastornos médicos

Debido a que el Karate-do infantil es un deporte que estimula el desarrollo intelectual, la concentración y comunicación, es una alternativa ideal para niños que padecen autismo, problemas de ira o déficit de atención. También disminuyen los episodios de intranquilidad e hiperactividad. Los niños tendrán mejores habilidades sociales. 

Desarrolla el autocontrol

Partiendo de que el Karate-do es una disciplina basada en la seguridad, concentración y la calma interior, los niños aprenden a tener autocontrol de sus impulsos, se mantienen en paz y alejados de cualquier situación perturbadora o de conflicto. Lo que es ideal para un buen desenvolvimiento en la jornada de escuela.

No cabe duda de que el Karate-do es un deporte completo para favorecer la salud física y mental de los pequeños que necesitan liberar toda su energía en actividades extracurriculares.  

Su concepto de “manos vacías” lo convierte en una disciplina sin armas milenaria que le trasmitirá a tus hijos interesantes técnicas de autodefensa. Inscríbelo y ayúdalo a comenzar este año con un nuevo reto que superar.

Fuente: https://www.karateymas.com/es-buena-idea-que-mis-hijos-aprender-karate/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *