La práctica de cualquier tipo de deporte o ejercicio es saludable siempre y cuando se haga con precauciones y siguiendo una buena instrucción. Esto cobra más sentido para la mayoría de las personas cuando llegan a su edad media–una estimulación física y mental es muy importante para mantenerse sano cuando se alcance los 50. La actividad física puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón, derrame cerebral, presión arterial alta, diabetes, osteoporosis y otras enfermedades que a menudo padecen las personas mayores que tienen vida sedentaria. Por otro lado, la estimulación mental hace que uno esté más feliz después de la jubilación y puede incluso reducir el riesgo de enfermedades mentales, demencia senil o Alzheimer.

Para mucha gente mayor las artes marciales son una buena manera de comenzar un deporte o actividad física. Éstas proporcionan una variedad de beneficios que no sólo se extiende al aspecto físico sino también al emocional y mental.

Niveles de aptitud de los practicantes de artes marciales de mediana edad

Las artes marciales proporcionan flexibilidad y fuerza, cualidades muy importante ya que tienden a disminuirse a esas edades. Permiten a los practicantes más mayores alcanzar su máximo potencial, porque los instructores a menudo reciben entrenamiento con personas que tienen alguna limitación física. Estos practicantes mayores pueden tener más equilibrio, capacidad pulmonar, resistencia y otros atributos físicos mejorados.

Mayor de 40 – Lo Beneficios de Practicar Artes Marciales 

Aparte de esto, las artes marciales enseñan también defensa personal, lo cual es importante para las personas mayores ya que suelen ser un blanco fácil para los robos y los atracadores. No se trata sólo de aprender a cómo defenderse, sino que este entrenamiento mejorará tu autoestima y la confianza en ti mismo.

Aprender a defenderte es importante, pero a través de las artes marciales mejorarás la forma física ayudándote a protegerte de las lesiones. Miles de personas de avanzada edad sufren fracturas con las caídas. Con el entrenamiento en artes marciales tendrás un mejor equilibrio previniendo de esta manera las caídas, mejorando la resistencia y la densidad de tus huesos ayudándote a evitar lesiones graves si se producen dichas caídas.

Las artes marciales también promueven el sentido de superación, haciendo que las personas mayores consigan logros y una progresión. Al verse en forma y mejorando su resistencia con el tiempo, consiguiendo cinturones y aprendiendo nuevas técnicas tanto en el sparring como en el entrenamiento, hace que se sientan bien consigo mismas. A menudo los entrenamientos se realizan con otros estudiantes de diferentes grupos de edades y con diferentes backgrounds. De esta manera tendrán un sentido de comunidad con sus compañeros, sensación que puede que no hayan tenido desde que se jubilaron.

Otros practicantes más mayores han visto que su nivel de estrés se reduce, así como su nivel de ansiedad y mejorando su control emocional. Este tipo de experiencias estropea la  vida de las personas de más edad. Pero gracias a las artes marciales pueden ser fácilmente mitigadas.

Incluso no es nada extraño ver en competicionesa luchadoresde más de 50 y 60 años. Las expectativas de vida son incluso mayores que las del promedio para esas edades.

Es importante seguir determinados consejos si quieres comenzar este tipo de actividades a cierta edad.

A causa del endurecimiento de los músculos, la potencia, la elasticidad y la velocidad comienzan a disminuir. De esta manera es muy importante bajar el grado de exigencia si comienzas a practicar un arte marcial, empezando por niveles más básicos si se es nuevo en la materia. La curación será más lenta y las lesiones más peligrosas por lo que date tiempo para regenerarte y sanar entre sesiones. Te puede resultar tentador ir todos los días a entrenar, pero debes de ponerte límites y acudir 2 o 3 veces por semana hasta que tu cuerpo se acostumbre.

Es esencial evitar los temidos desgarros musculares, calambres y fracturas. A partir de los 60 años, los reflejos empiezan a disminuir considerablemente, por lo que se recomienda seguir practicando las artes marciales pero evitando las competiciones.

Recuerda escuchar a tu instructor y entrenar con el equipo de seguridad que se requiere. Las artes marciales son de alto impacto por lo que tu cuerpo sufrirá. Por esto puedes considerar acudir a clases específicamente dedicadas a personas más mayores.

En general, las artes marciales, cuando se practica de una manera segura, son una buena opción para la gente de 50 años. No tendrán quejas del esfuerzo que éstas requieren cuando noten los beneficios físicos y mentales que te aportan y aprenderán a disfrutar de los entrenamientos.

Fuente: https://www.martialtribes.com/artes-marciales-partir-50-anos/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *